La historia de la captura de Lot (que ahora encabezaba un «clan» separado) se relata con considerable detalle en Génesis 14:1-12. Cuando estalló una rebelión entre los reyes vasallos locales y el poder imperial regional, Lot y su familia fueron capturados, junto con todos los demás que se opusieron al grupo triunfadorAl parecer Abram tenía excelentes personas y destrezas para la vidaÉl desarrolló una verdadera amistad y alianza militar con Escol y Aner, que fueron sus vecinos. Su hombre llegó del campo de batalla y le informó a Abram en los robles de Mamre (Mamre aparentemente fue el nombre de la persona propietaria de la tierra, como se infiere de Génesis 14:24) que Lot había sido capturado. Esta fue la oportunidad perfecta para que Abram repitiera la respuesta de Caín –—«¿Soy el guardián de mi hermano?»—

A diferencia de Caín, y con gran riesgo para sí mismo y para toda su familia (de la que se había separado Lot), Abram respondió con decisión y emprendió una atrevida misión de rescate. Sus jóvenes eran soldados bien entrenados. Él sabía, dados los peligros de vivir en Medio Oriente en ese momento (y nada ha cambiado realmente), que tarde o temprano su entrenamiento habría valido el esfuerzo. Así que convocó a más de trescientos de sus hombres, nacidos en su familia, junto con los hombres de sus aliados militares Aner, Escol y Mamre, y se dirigió hacia el norte de lo que un día se convertiría en Israel —el territorio futuro de la tribu de Dan—. Esto continúa esencialmente para cumplir el mandato de Dios de explorar toda la tierra que le fue dada como herencia (Génesis 14:13-14).

Leamos cuidadosamente cómo Moisés y los editores formulan el resultado de la atrevida y rápida operación militar de Abram. Leemos en Génesis 14:16:

וַיָּשֶׁב אֵת כָּל־הָרְכֻשׁ וְגַם אֶת־לוֹט אָחִיו וּרְכֻשׁוֹ הֵשִׁיב וְגַם אֶת־הַנָּשִׁים וְאֶת־הָעָם׃

«Él trajo de regreso todas las posesiones; también trajo de regreso a Lot su pariente y sus posesiones, y a las mujeres y al resto de las personas» (Génesis 14:16).

Abram hizo huir a los captores de Lot y los expulsó de la tierra que Dios había prometido que sería para él (Génesis 13:14-17, 14:15). Lo interesante que vemos aquí, con el rescate del clan de Lot, es el beneficio directo de estar conectado con Abram, incluso sin ser parte de su familia cercana. Podríamos recordar que los hijos de Lot algún día se convertirán en parte de las naciones del mundo que habitan alrededor de Israel. Al tratar de comprender la apreciación positiva de la Torá sobre la vida de Abram, también nos vemos obligados a enfrentar sus imperfecciones obvias. No obstante, él se caracteriza por su confianza en Dios, a pesar de su comportamiento imperfecto. Abram se mostró como un amigo confiable, un pariente leal y un adorador comprometido del SEÑOR en cada momento crítico de su vida.

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!