La palabra hebrea (רחמים; pronunciada rakjamím) en general se traduce como «misericordia». Sin embargo,  en realidad está en plural, como muchas palabras comunes en hebreo, incluyendo «rostro»(פנים, paním), «agua» (מים, máyim), e incluso Dios (אלהים, Elohím). Lo que es muy interesante es que la forma singular (רחם; rakjám) se ve igual a la palabra que se usa para «vientre» (רחם, rekjém), las cuales están estrechamente relacionadas.

El hebreo es un idioma muy físico, y los conceptos que nos pueden parecer desconectados, a menudo comparten la misma raíz. ¿Cuál es la conexión profunda aquí? En tiempos antiguos en particular, si una mujer podía embarazarse y dar a luz, significaba que Dios le había demostrado su misericordia y había abierto su vientre (Lucas 1:57-58).

Esta es la conexión obvia entre rekjém (vientre) y rakjamím (misericordia). Otra conexión puede entenderse a partir de la «compasión» que normalmente una madre siente por sus hijos, el «fruto de su vientre» (Isaías 49:15).

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!