En la Torá leemos lo siguiente sobre la función principal de Eva:

וַיֹּאמֶר יהוה אֱלֹהִים לֹא־טוֹב הֱיוֹת הָאָדָם לְבַדּוֹ אֶעֱשֶׂהּ־לּוֹ עֵזֶר כְּנֶגְדּוֹ׃

«El SEÑOR Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; haré una ayudante adecuada para él”» (Génesis 2:18).

La palabra hebrea para «mujer» es (אִשָּׁה; ishá) y para «hombre» ( אִישׁ; ísh). Lo interesante, sin embargo, es que estas dos palabras, «hombre» ( אִישׁ; ísh) y «mujer» (אִשָּׁה; ishá), aunque suenan similares no comparten una raíz hebrea común. La palabra (אִישׁ; ísh) proviene de la raíz אִוֵּשׁ, que connota «fuerza», mientras que la palabra (אִשָּׁה; ishá) proviene de la raíz (אֲנָשׁ; anásh), que significa «frágil». La Biblia hebrea, aunque reconoce que la mujer es una «vasija más frágil», (como en 1 Pedro 3:7), le asignó un rol muy importante.

Desafortunadamente, la palabra en español «ayudante» no comunica suficientemente el poder del significado original en hebreo. Esta palabra es, de hecho, un término militar. El uso de (עֵזֶר; ézer) «ayudante» connota una intervención activa en nombre de alguien. Describe a alguien que está comprometido con su bienestar en la medida en que él/ella esté dispuesto a morir o matar por ti.

La mayoría de las traducciones (incluida la cita anterior) describen a la compañera de vida de Adán, Eva, como algo parecido a una «ayudante adecuada». Sin embargo, la frase hebrea (עֵזֶר כְּנֶגְדּוֹ; ézer kenegdó), si se traduce de forma más literal, tiene un significado intrigante. Eva se describe en términos de oposición, como «una ayudante que está oponiéndose a él». También es interesante que Proverbios 31:10 al referirse a la sabiduría personificada como mujer, la llama ( אֵשֶׁת-חַיִל; eshét jayíl), «una mujer-soldado».

Historias bíblicas como Séfora oponiéndose a Moisés, Tamar oponiéndose a Judá, Rahab oponiéndose a los ancianos de la ciudad y la mujer samaritana oponiéndose a las tradiciones y políticas sancionadas por los hombres, vienen a la mente como ejemplos. Estas grandes mujeres de fe intervinieron, oponiéndose a la voluntad de los hombres involucrados, y con gran riesgo personal merecieron un lugar sin precedentes en la historia bíblica.

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!