Existen varias razones de por qué este tema está teniendo un poderoso regreso. La razón principal es que en los últimos 20 años, las iglesias cristianas alrededor del globo, representadas por casi todas las principales denominaciones cristianas, se han vuelto mucho más conscientes de la identidad judía de su Salvador y Rey. Esto, por supuesto, es una cosa maravillosa.

La pregunta con frecuencia se formula de una manera muy simple: «¿Los cristianos gentiles deben observar las festividades judías?». Me atrevería a decir que existen varios problemas en cómo está formada la pregunta.

Primero, la suposición es que los «cristianos» son miembros del movimiento no judío, independiente en todos los sentidos del pueblo de Israel. Al saber lo que ahora sabemos sobre el trasfondo judío del Nuevo Testamento, podemos decir con completa confianza que este claramente no es el caso.

Segundo, la pregunta se refiere a las festividades del Señor como «las festividades judías», como si estas festividades no pertenecieran al mismo Dios, como su terminología bíblica nativa implica claramente. Solo cuando adoptamos las categorías bíblicas (en lugar de teológicas), podemos comenzar a notar que estamos formulando la pregunta equivocada. Se sabe que las preguntas incorrectas guían a personas buenas y piadosas a las respuestas equivocadas.

Tercero, la inclusión de «deben» también es problemática. Avanza involuntariamente la pregunta en el contexto de la división entre católicos y protestantes del siglo XVI con respecto a la salvación persona (fe contra obras).

Replantearía la pregunta de una manera que, aunque seguramente sea más incómoda en el español cristiano (el idioma de nuestra comunicación), encaja mejor en el contexto bíblico:

«¿El seguidor del Cristo judío, que llega de las naciones y no desde Israel, también debe señalar como santas “las festividades del Señor”?».

Creo que la respuesta a esta pregunta es clara: ¡Sí! La pregunta no es «si», sino, ¿«cómo» los seguidores gentiles del Cristo judío deben observar las festividades del Señor en continuidad del pacto y asociación con Israel, pero con plena realización de las poderosas implicaciones producidas por la vida, muerte, resurrección y ascensión de Jesús?

De hecho es muy interesante notar que las iglesias cristianas, especialmente en sus expresiones católicas y ortodoxas orientales, nunca han afirmado que los creyentes deben cesar de observar las festividades del Señor.

De hecho, las comunidades cristianas (junto con las más protestantes) regularmente han señalado muchas festividades bíblicas claves con celebraciones especiales de adoración. Desafortunadamente a menudo han observado las festividades a propósito en fechas diferentes y a menudo inventando tradiciones muy alejadas de los mandatos bíblicos originales (y a veces no éticos).

Hoy los cristianos gentiles son llamados a reunirse con el pueblo de Israel a través, entre otras cosas, de la observancia cristo céntrica de las festividades del Señor y al hacerlo experimentar su pertenencia a la mancomunidad de Israel.

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!