Al comienzo del Evangelio de Lucas, tanto Elizabet como María quedan embarazadas — Elizabet con Juan y María con Jesús—. Cuando las dos mujeres se encuentran, no solo se regocijan juntas, sino que Juan incluso salta de alegría en el vientre de su madre. La reacción de Juan en el útero acentúa la magnitud de la llegada del Mesías, pero también presagia las propias enseñanzas de Jesús sobre saltar de alegría incluso bajo persecución. De esta manera, Lucas conecta la alegría de seguir a Jesús con la realidad de ser injuriado por otros por esa fidelidad. En estos casos, el idioma de Lucas está preparando a los lectores sobre los desafíos que enfrentarán, pero también les recuerda la alegría por Jesús en medio de las dificultades.

Al describir la reunión de Elizabet con María, el Evangelio dice: «Cuando Elizabet escuchó el saludo de María, el bebé saltó (σκιρτάω; skirtáo) en su vientre. Y Elizabet se llenó del Espíritu Santo, y exclamó con un fuerte grito: “Bendita seasλογημένη σ; eulogeméne sù) entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre… Porque he aquí, cuando el sonido de tu saludo llegó a mis oídos, el bebé en mi vientre saltó (σκιρτάω; skirtáo) de alegría» (Lucas 1:41-42, 44). En esta demostración de alegría, Juan identifica a Jesús como el Mesías incluso antes de nacer, lo que presagia la preparación bautista para el ministerio de Jesús.

Este lenguaje de «salto» aparece nuevamente en la presentación de las Bienaventuranzas de Lucas, y hace eco de la declaración de Elizabet a María. Jesús dice: «Bendecidos son (μακάριοί στε; makárioí este) cuando las personas los odien y los aparten, cuando los injurien y desechen su nombre como malo a causa del Hijo del Hombre. Alégrense (χαίρετε; chaírete) en ese día y salten (σκιρτάω; skirtáo), porque he aquí, su recompensa es grande en el cielo» (Lucas 6:22-23). Aquí Jesús anima a sus seguidores a «saltar» de la misma manera que Juan saltó de alegría en el vientre de su madre. Sin embargo, la diferencia en el contexto del sermón de Jesús es que «saltar» de alegría debe hacerse incluso ante la adversidad. Sin embargo, leer las referencias anteriores de Lucas al «salto» de Juan junto a este, le recuerda al lector la razón de tal exclusión terrenal: el alegre nacimiento de Jesús y la salvación que viene con este.

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!