Diezmar en los días modernos es un tema confuso para muchas personas. Diezmar en la era de los patriarcas es un concepto teológico aún más oscuro. De acuerdo con los estatutos de la Torá, la noción de diezmo (que es dar un porcentaje de la producción) se asocia con mayor frecuencia a la obra sacerdotal en el Templo (por ejemplo, Números 18:24; Nehemías 10:39). Pero si el diezmo fue para los sacerdotes y el Templo, ¿cómo y por qué diezmó Abraham?

Solo tenemos un ejemplo cuando Abraham dio «una décima parte» (מַעֲשֵׂר; me´asér) de su botín de guerra a Melquisedec (Génesis 14:20; consultar Hebreos 7:4). Algunos usan este ejemplo para mostrar que el diezmo precedió al pacto del Sinaí, pero noten que el de Abraham no fue un regalo dado a Dios, sino a un rey terrenal y a «un sacerdote del Dios Altísimo» (כֹהֵן לְאֵל עֶלְיוֹן; cóhen le-El Elyón). Quienquiera que haya sido Melquisedec, Abraham entendió que él fue un sacerdote —alguien que sirvió a Dios—. La imagen de Melquisedec está envuelta en misterio, y el Mesías Yeshúa es llamado sacerdote en su orden (Hebreos 5:6-10; consultar Salmo 110:4), lo cual es un gran honor. ¿Por qué Abraham le dio una «décima parte»? El patriarca fundador le dio al sacerdote este regalo para honrar al gobernante de la tierra porque Abraham residía en su territorio (mirar Génesis 13:18).

Pero Abraham no diezmó solo el diez por ciento, como la mayoría de la gente cree. Abraham devolvió todos los «bienes de Sodoma y Gomorra» (Génesis 14:11), que tomó de los atacantes, a Bera, el gobernante de Sodoma (Génesis 14:21-24). Solo guardó las porciones para sus aliados y lo que consumieron sus soldados (Génesis 14:24). Usar esta historia para enseñar sobre el diezmo en las iglesias es problemático porque Abraham no solo diezmó, sino que entregó el cien por ciento de los bienes y no guardó nada. Este es un ejemplo de dar «una décima parte» (מַעֲשֵׂר; me´asér) antes del Sinaí. Pero esta interacción entre Abraham y Melquisedec no debe usarse para apoyar la idea del diezmo del diez por ciento, como si este porcentaje fuera un mandato bíblico. Dar es bíblico, pero diezmar en el antiguo Israel fue mucho más allá del diez por ciento (lee mi otro artículo «¿Deberíamos diezmar hoy?»).

BEGIN YOUR JOURNEY OF DISCOVERY

Dejar respuesta

Please enter your name here
Words left: 50
Please enter your comment!